El culturista español Unai Sarobe realizará un tryout en el WWE Performance Center

Según informa el diario de noticias de Guipuzkoa el culturista residente en San Sebastián Unai Sarobe realizará durante el día de hoy las pruebas para ser luchador de WWE.  Aquí os dejamos la publicación del periódico.

DONOSTIA – La WWE (World Wrestling Entertainment) o lucha libre americana ha marcado la infancia de muchos niños que se pasaban el sábado y domingo por la mañana viendo a Hulk Hogan, El Último Guerrero, El Enterrador y compañía en Telecinco, acompañados por la voz de Héctor del Mar narrando llaves imposibles como el TDT, el torniquete o el piquete de ojos con su entusiasta e inconfundible voz. Un mundo de fantasía, un show yanqui entretenido que hacía, y sigue haciendo, las delicias del público hasta que la cuenta de tres ponía fin a la batalla, eso siempre que no llegara un luchador corriendo entre los espectadores para alargar unos minutos más el espectáculo. También un mundo lejano, inalcanzable, como si fuera un coto cerrado de unos cuantos elegidos, pero que últimamente se está abriendo al resto del planeta -en noviembre la WWE va a ofrecer su espectáculo en Barcelona- y que ahora hace un guiño a Gipuzkoa, ya que Unai Sarobe, de 25 años y que trabaja como policía local en Zarautz, va a pasar desde mañana lunes en Florida un casting para entrar en ese mundo. Sí, en la WWE que él también vio en su momento “por la tele”. Y tiene bastantes opciones de conseguir su objetivo. Su historia, curiosa, inaudita por estos lares y hasta difícil de creer, es la siguiente.

Unai, deportista nato desde pequeño, jugaba a baloncesto en Zarautz. “Es el deporte que más me gustaba hasta que con 14 años me lesioné en la rodilla y me mandaron al gimnasio para la rehabilitación. Además de hacer ejercicios en la pierna me fui fijando en la gente y me empezó a interesar la musculación. Ahí comencé a hacer gimnasio, combinándolo con otros deportes. Con 20 dejé el baloncesto y empecé hacer kickboxing y AMA (artes marciales mixtas), además del gimnasio, pero ya con 22 años decidí prepararme para competiciones de culturismo y básicamente los dos últimos años me he puesto solo a eso, al 100% con el culturismo ayudado por un entrenador”.

Su objetivo era prepararse para el Arnold Classic Europe, prestigiosa competición internacional que supone “el paso previo al profesionalismo” en el culturismo: “Me dediqué a tope dos años para ver hasta dónde podía llegar. Sabía que iba a haber un nivelazo. Ya había participado en otras competiciones de culturismo, pero quería medirme con los mejores”. Unai no llegó a la final, pero esta pequeña decepción se iba a quedar en nada con la sorpresa que le esperaba en Madrid, donde se disputó el evento.

Desde hacía un año, un representante de la WWE, Edward Connors, “una especie de cazatalentos”, venía siguiendo a Unai Sarobe en diversas competiciones de culturismo y ya se había puesto en contacto con él vía correo electrónico. Las conversaciones se concretaron en una propuesta en el Arnold Classic Europe. “¿Te has planteado alguna vez tener un futuro en la WWE?”, le vino a decir. “¿Cómo?”, respondió incrédulo el zarauztarra. “Claro, te comentan eso y dices que no me lo había planteado, que ni siquiera lo había pensado. Aquí es algo que se conoce pero que ni te imaginas entrar ahí. Me quedé sorprendido pero él siguió insistiendo. Me dijo que el futuro en el culturismo es muy incierto, que apenas diez personas en el mundo pueden vivir de eso, que supone una dedicación total, y me habló de la WWE. Me dijo que es un deporte con muchos seguidores en Estados Unidos”. La idea fue calando en Unai, que para empezar lo planteó a la familia, la novia y los amigos. “¿Eso de los que dan saltos en el ring?”, era la respuesta habitual. “Al final es lo primero que te fijas”, reconoce el guipuzcoano, “pero físicamente tienes que estar muy en forma y debes tener una buena técnica”.

Connors siguió insistiendo. “Me dijo que querían que me presentara a unas pruebas, una especie de casting para entrar en la WWE. Me lo pintó bien y tenía que tomar una decisión. Mi entrenador me dijo que era una oportunidad única y me decidí a prepararme para las pruebas. He seguido haciendo culturismo y también trabajo aeróbico, como salir a correr una hora. La gente me pregunta: ¿Tú puedes correr?”.

Unai llegó ayer por la tarde a Orlando y de mañana lunes al miércoles afrontará las pruebas de entrada en la WWE. “El primer día nos hacen pruebas médicas y psicológicas; el martes toca pruebas físicas, que son ocho horas de pruebas variadas con entrenadores militares; y el miércoles hacemos una prueba de carisma. Es la más curiosa. Tienes que hablar delante de la cámara porque quieren ver cómo transmites a la gente. Al final, como he dicho antes, es un show y somos personajes. La WWE monta sus historias y los luchadores son parte de ese marketing”.

Al contrario de lo que pueda pensarse, el casting para entrar en la lucha libre americana es muy elitista, tal y como cuenta el culturista zarauztarra: “Vamos siete personas y no sabemos a cuántos pueden coger. Dos de ellos son luchadores profesionales en Japón y otros dos en Sudamérica. Hemos hablado por correo electrónico con un manager de la WWE y nos ha dicho que aprovechemos la oportunidad, que hay miles de personas deseando estar en nuestra posición. De los que vamos somos todos jóvenes, aunque de un perfil distinto. Por lo visto, tienen pensado introducir unos personajes nuevos y quieren ver si encajamos ahí, no nos han adelantado nada más. Es una ocasión que no se puede dejar escapar, porque no sabes cuándo van a hacer otro casting”.

Además de ponerse físicamente a punto, Unai ha preparado un discurso que tendrá que presentar el miércoles: “Me presentaré como Unai. Se trata de presentarme ante la cámara, como si lo hiciera delante del público. Tengo que hablar en español y en inglés. Mi idea es hablar en plan descarado, chulesco, para llamar la atención, que es lo que se lleva en ese mundo. Espero que se me dé bien”.

A unas horas de subirse al avión rumbo a Orlando, todo eran incógnitas para Unai, que sin embargo tiene confianza en superar las pruebas, entre otras cosas por el interés mostrado por la gente de la WWE en su persona. “Edward Connors, el que me llevaba un año siguiendo, estuvo hace poco dos días aquí conmigo, viendo cómo entrenaba, charlando… conviviendo conmigo y mi entorno, en definitiva. Quería conocerme y creo que se llevó una buena impresión. Me dijo que tengo el perfil adecuado para que me cojan, y él es una persona muy cercana a los que eligen. Entre otros, él lanzó por ejemplo a John Cena, una de las estrellas de la WWE actual. Ellos quieren hacer apuestas seguras y antes de hacer un informe sobre mí, quería conocerme mejor”.

Lo que hace unas semanas era una opción que ni contemplaba puede ser, por tanto, realidad en apenas unos días. “Si me cogen sería increíble. Sería un cambio de vida radical, pero es una buena oportunidad y voy a ir a por ello. Sería mi trabajo porque me dedicaría a ello. Si te cogen entras en una escuela donde te forman. Además, me daría la oportunidad de seguir trabajando mi físico, que es algo que me gusta. Los luchadores son estrellas en Estados Unidos y te puede abrir incluso puertas de anuncios, películas…”.

Su entorno está muy pendiente de su posible ingreso en la WWE: “Mis amigos y compañeros de trabajo están alucinados, pero me dicen que aproveche la oportunidad. Creo que en España no ha habido nadie que haya ido a hacer las pruebas”.

Desde KgbWrestling deseamos a Unai toda la suerte del mundo en estas difíciles pruebas y ojalá podamos tener un luchador español en WWE pronto.

Vince Mc Mahon se entrenará en el WWE Performance Center esta noche. ¿Se espera un inminente retorno al ring?

Vince Mc Mahon

Hace unos minutos el Chairman de WWE, Vince Mc Mahon ha publicado en su cuenta de twitter esta imagen en la que aparece en la sala de cardio del WWE Performance Center. Además indica que durante el día de hoy estará entrenando en este centro. ¿Significa esto un regreso inminente de Vince a los rings?

 

Imagen: Nuevo cambio de look de Mark Henry

Mark Henry

 

Mark Henry, que se está recuperando de una rotura de fibras en la parte posterior de un muslo subió esta foto a twitter donde da a conocer su nueva imagen con la cabeza rapada. La fotografía fue tomada en el WWE Performance Center donde se está entrenando para regresar a la acción lo antes posible.