Opinión: ¿Está obsoleto el formato King of The Ring?

El King of The Ring es sin duda el torneo más prestigioso de la historia de WWE dando grandes momentos en el desarrollo de sus combates como la victoria de “Stone Cold” Steve Austin, el cambio de personaje de Booker T a King Booker o el célebre momento ligado al PPV de este nombre (aunque sea una lucha fuera de torneo) en el cual The Undertaker arroja a Mankid contra la mesa de comentaristas desde la parte superior de la estructura Hell in a Cell. Sin duda alguna a todos los buenos fans del wrestling se les pone una sonrisa o se les viene un buen momento a la mente cuando escucha las palabras “King of The Ring”. Hay que partir de la base de los primeros años de torneo en los que este formato estaba correctamente adaptado a una sola noche en la cual se podía jugar con público al tener al mismo luchador varias veces en la misma noche, probablemente por primera vez en sus vidas. Probablemente la gente que fuera a los eventos de WWF como el King of The Ring supiera quienes eran las personas que estaban anunciadas en los carteles, pero no es lo mismo que puede suceder en un torneo con el mismo formato a día de hoy donde los wrestlers entran por nuestras televisiones casi todos los días de la semana. La interacción con el público era diferente, el formato funcionaba porque alguien que no habías visto en tu vida hacía un combate y si ganaba podía seguir con el mismo personaje (bien sea de apoyo, odio,…) y llegar a un Main Event con el público metidísimo. Estamos en otros tiempos y no podemos usar la comparación de aquellos primeros eventos para coronar al rey del ring adaptada a la pregunta de si a día de hoy este formato tendría éxito o no.

A partir del paso de WWF al corporativismo (expansión global de la empresa) este torneo sirvió como trampolín para impulsar a jóvenes talentos que se convertirían en las leyendas del futuro. Si alguien va a wikipedia y busca los nombres de los ganadores del King of The Ring puede pensar que los mejores eran los que se llevaban la corona, pero nada más lejos de la realidad. Los hermanos Hart, Stone Cold, Kurt Angle … no nacieron siendo leyendas, eran luchadores medios del roster que consiguieron llegar a lo más alto utilizando este torneo como trampolín. (Kurt Angle pasó de luchar por el título europeo a hacelo por el WWE Undisputed Championship). A día de hoy esto sería un punto positivo a favor de los eventos temáticos … pero a la hora de la realidad esto no sucede, ahí tenemos luchadores como Edge, Brock Lesnar y Sheamus a los que no les ha servido de nada ganar. Le hubiera venido mejor una victoria a Morrison (por poner un ejemplo) que a Sheamus que ya sabe lo que es llevar un titilo máximo en su cintura. Vemos que la tendencia a crear nuevas estrellas a través de este torneo tiende a desaparecer.

No podemos volver a crear nuevas estrellas como se hizo con los antes mencionados ya que ellos venían de una época en la que probablemente este fuera el torneo de lucha libre más importante del mundo. Si quisiéramos hacer esto hoy tendríamos de base un torneo sin nada de valor, que se lleva a cabo de forma aleatoria en varios shows y con luchadores sin nada de nombre.

Hasta este momento hemos descartado la primera opción por el cambio de mentalidad del público de wrestling a lo largo del tiempo y la segunda por el poco prestigio que tiene el King of The Ring para generar nuevos talentos.
Además hay un tercer problema añadido y es el de los PPV temáticos. Este es un tema que me cabrea bastante, ya he escrito cosas anteriormente sobre esto (por ejemplo me cabrea que un hell in a cell que antes era algo que se usaba para acabar la rivalidad del siglo ahora tenga que usarse tres veces la misma noche porque el PPV se llama así). Tener un PPV llamado King of The Ring no vendería porque la gente quiere ver estipulaciones combate tras combate y los títulos en juego, no un torneo con luchadores de la mitad de la cartelera o campeones que no defienden sus cinturones.

A día de hoy el King of The Ring no triunfaría, y si a alguno no le convencen mis argumentos que vayan a los ratings de los shows de RAW y SmackDown donde se han desarrollado las últimas eliminatorias del torneo a ver si se diferencian en algo de los de los shows en los que no se han celebrado las eliminatorias. No influye en las audiencias, lo que significa que no interesa al público. Esto unido a que no sirve para potenciar a los luchadores y que en caso de que sirviera para hacerlo es uno al año o cada dos años no veo motivo para volver a traer el King of The Ring a la parrilla de WWE.

Pero, ¿por qué un formato tan exitoso  debe ser olvidado por completo? Es cierto que he dado argumentos convincentes de que “King of The Ring” ya no desprende el suficiente glamour para ser una de las principales atracciones de WWE pero… ¿Por qué hacerlo desaparecer? ¿Acaso el Hell in a Cell no es una variante de la Steel Cage? ¿O la Money in the Bank no es una variante de los TLC o combates de escaleras? ¿No es cierto que un scramble no pasa de ser un beat to clock sprint modificado? Hay una división al que le vendría muy bien este tipo de torneo y es la división femenina de WWE.


A pesar de que es de locos pensar en un PPV solamente femenino tal y como están las cosas en WWE no sería mala idea hacer esto en los shows de televisión y dar la final a un evento importante como Summerslam o Survivor Series. Esto garantizaría un combate de Divas al menos en SD! O RAW durante el tiempo que dure el torneo y favorecería la creación de rivalidades. Además podrían traerse de regreso varias luchadoras como Lita, Melina o Kelly Kelly quienes tuvieron gran popularidad cuando estuvieron en WWE. Sería un punto a favor para la división femenina de WWE. Este torneo sería lo que esta división necesita. “Queen of the ring” podría ser la alternativa a la monotonía de las mujeres en WWE y el reciclaje perfecto para el torneo “King of The Ring”.

Análisis del videojuego WWE 13

Por MMPW:

Hay que decir que todos los fallos que pudiera tener el ’12 han sido eliminados, tales como la imposibilidad de modificar los rosters del modo exhibición o los excesivos tiempos de carga en el modo universo. Sin embargo, no se trata de un juego perfecto en el sentido de que se siguen pudiendo encontrar fallos, siendo un poco quisquilloso, eso sí.

Vayamos por partes. En primer lugar, el modo exhibición. Sigue sin haber potencia para mas de 6 luchadores en pantalla, pero de igual manera se añaden nuevos modos de combate, a destacar el de árbitro especial y el King of the Ring. Si recordamos la última vez que pudimos ejercer de árbitro en un juego de WWE, nos tenemos que remontar al SVR 2009, en el que arbitrábamos un combate entre HBK y Randy Orton como Triple H, decidiendo qué equipo volvíamos a formar. Se trata de un modo un poco extraño, pues no tenemos plena libertad en cuanto a movimientos y demás. Nuestro papel se reduce a hacer las cuentas y a golpear o aplicar nuestro finisher (que cargaremos con burlas bastante insulsas, que imitan movimientos del árbitro), pero está curioso si queremos cambiar los papeles por una vez. Eso sí, a no ser que el luchador tenga un atuendo para tal fín, olvidémonos de la camiseta a rayas. En cuanto al King of the Ring, elegimos el número de eliminatorias que tendrá, los participantes, y la cosa se pone extraña. Y esto es porque elegimos la disposición completa del torneo (quien se enfrenta a quien), y en todos los combates debemos controlar a un luchador, controlando prácticamente al 100% el final del torneo. En mi opinión habría estado mejor elegir un solo luchador y llegar con él a la final sin saber ni poder elegir a quién nos enfrentamos. Sn embargo, se agradece este modo, tan olvidado desde el mismo 2009. En cuanto a los demás combates, se mantienen prácticamente igual al año pasado.

Modo Universo: Aunque en un principio parezca que no, este es el modo que más ha evolucionado con respecto al año pasado, y no porque haya cambiado, sino porque todas su características han mejorado. Lo principal es la velocidad con la que se puede navegar entre menús, sin que sea necesario esperar a que guarde para cada chorradita que hagamos, y esto incluye el tiempo de carga pre-combate. En segundo lugar hay que destacar el grado de personalización, pudiendo este año dejar vacantes los campeonatos que queramos, en lugar de tener que ponérselos a algún luchador que no usemos (lo del Internet Championship me dejó en plan Are you serious, Bro?), o elegir si queremos que con los eventos se puedan cambiar las reacciones a los luchadores (face/heel) o se puedan disolver equipos, entre otras opciones. Han vuelto las estadísticas del 2010, que nos cuentan el número de veces que un luchador ha ganado un campeonato o el tiempo récord de posesión del mismo (contando con los datos reales al empezar, ojo). Algo que también me ha sorprendido es que todos los shows, mayores o menores, tendrán siempre 5 combates, y de la misma manera podemos añadir shows sin eliminar uno de los tres habituales (es decir, podemos tener Raw los lunes, ECW los martes, NXT los miércoles, Superstars los jueves, Smackdown los viernes, Velocity los sábados y a final de mes un PPV el domingo, por ejemplo).

Attitude Era: Este modo sustituye al Road to Wrestlemania en categoría de “Modo Historia”. Si bien no me ha gustado que se elimine la posibilidad de una evolución del RTW tipo GTA por el backstage, el nuevo modo me gusta, inspirándose en el estilo del Legends of Wrestlemania, yendo evento por evento proponiendo objetivos primarios y secundarios para cada combate, con diversas recompensas, todo aderezado con secuencias reales de aquella era tan añorada (incluyendo un gráfico de como va evolucionando la guerra de audiencias con WCW en los tiempos de carga), y otras recreadas muy fielmente con los gráficos del juego (Sublime el Montreal screwjob, escupitazo incluido). Sin embargo me parece demasiado corto en cuanto a número de eventos, y los objetivos secundarios y las fotos que se van desbloqueando no le dan vida suficiente.

Creación: Aparte de añadir elementos en todos los modos (más ropa para crear los luchadores, más movimientos,etc.), crear no ha cambiado nada en WWE ’13, mismo menús, mismas maneras y pasos. supongo que más vale malo conocido que bueno por conocer. Hay un modo de creación oculto en el de “Mi WWE”, que nos permite crear nuestros propios campeonatos, pero no nos hagamos ilusiones, porque solo se basa en coger un campeonato existente y cambiarle el color, el año que viene mejorará.
Aún no he probado los combates online, pero por la velocidad del online al descargarme todo el tema del Fan Axxess, me imagino que irá igual que el año pasado, o pillas un servidor de oro o irá a pedos (y lo digo con un internet bastante decente).
Entre otros detalles a destacar: el combate es más fluido que nunca, con exactamente el mismo sistema que el año pasado y animaciones cada vez más realistas (¡El árbitro se tira si le pillas desprevenido al hacer la cuenta!). Las gráficas han mejorado un poquito, sobre todo con los luchadores (las cuerdas siguen siendo espaguetis cocidos), aunque sigue habiendo algún fallo al reaccionar con los elementos del escenario y los objetos. En cuanto a la sangre, ya no se queda en un simple cortecito en la frente, si sigues atacando a la cabeza, ésta se cubre de líquido anti-PG, pero a mi parecer las heridas se abren demasiado pronto (básicamente la primera vez que atacas la cabeza tras que esa zona del cuerpo tenga daño crítico). Hay que acostumbrarse a los contrataques nuevos, que exigen un pelín más de reflejos cuando aparece el R2 (en mi caso, en la XBOX no se como irá).

Conclusión: En fin, y como dicen todos los medios especializados, los detalles negativos son tan nimios que no empañan el juego en total. Si eres fan te encantará, y si no pues no creo que lo hayas comprado, porque si te gusta el género de lucha en general, hay otros juegos que no se alejan tanto del estilo normal. Si le tuviera que poner nota habría que ponerle un 10, porque aparte de su calidad no tiene rival (literalmente, no hay más juegos de wrestling profesional), y no se le puede comparar a otros juegos de lucha deportiva como UFC Undisputed o Fight Night Round. En conclusión, el mejor juego que ha sacado WWE hasta la fecha, y que lo será hasta otoño del año que viene.