Comunicado de prensa sobre la operación de El Hijo del Santo

hijo del santo

Queridos amigos, no tengo palabras para agradecer las miles de muestras de cariño que he recibido a través de las redes sociales, de mi oficina y de los medios de comunicación.
Como ustedes saben, el pasado domingo 30 de junio, mientras luchaba en la Arena Solidaridad de Monterrey Nuevo León en un triangular frente a Dr. Wagner Jr. y L.A Park, este último me aplicó un “martinete”, castigo prohibido en la lucha libre mexicana por el riesgo que representa, esto me dejó en un estado casi inconsciente e inmediatamente fui trasladado a un hospital en aquella ciudad donde el primer reporte fue una lesión cervical ya que no era posible moverme y el dolor cada vez era más intenso en la zona de la espalda, cuello y columna. Hasta ese momento se desconocía la magnitud de la lesión por lo que en las siguientes tres horas fui trasladado de emergencia a la Ciudad de México para que se me hiciera una revisión exhaustiva.
Después de algunas horas en observación y algunos estudios, afortunadamente el parte médico reveló que no se trataba de una lesión de mayor gravedad en las vertebras, sin embargo, el dolor cada vez fue más intenso ahora en la región abdominal, hasta que después de varios nuevos estudios realizados, se detectó un daño en esa zona, que debido a la presión intraabdominal que había sufrido, incarceró un segmento del intestino delgado que requirió cirugía de urgencia, lo que condicionó a su vez un defecto en pantalón en la región inguinal bilateral, dicho de otra forma; se abrió la ingle en dos zonas de cada lado.
Este martes 2 de julio a las 7 am., entré a cirugía, la cual se realizó con éxito por el especialista gastrocirujano Dr. Pablo Andrade Martinez-Garza, quien colocó mallas de polipropileno para restaurar las zonas.
La indicación del cirujano es que no tenga actividad que requiera algún tipo de esfuerzo en las próximas seis semanas, por lo tanto, esto me obliga a ausentarme temporalmente de los encordados para regresar en un futuro cercano a mi actividad de luchador profesional sin que esto implique ningún riesgo a mi salud.
Dentro de toda esta experiencia que he vivido en los últimos 4 días, debo confesar que ha sido fundamental la asistencia del especialista, pero sobretodo, las muestras de cariño y solidaridad de mi fiel público, de mi familia y amigos, de mis compañeros de profesión, de los promotores, de mis amigos periodistas, de los medios en general y de toda la gente que ha estado pendiente de mi salud y de la evolución de ella.
Créanme que estoy enterado de todas las llamadas y mensajes, aunque desafortunadamente y por motivos de salud, no me ha sido posible ponerme en contacto con todos por lo tanto, aprovecho este medio para agradecer todas sus atenciones y muestras de cariño ya que son invaluables y además me han ayudado a restablecerme como lo he hecho hasta ahora, no dejaré de mencionar la absoluta solidaridad de mis compañeros que no importando la empresa a la que pertenecen, se han hecho presentes con una profunda y sincera preocupación.
Estoy bien, pero por primera vez en 30 años de carrera y debido a esta prescripción médica, me veré obligado a suspender mis presentaciones profesionales dentro del ring, aunque sí estaré en las actividades que no requieren un esfuerzo físico considerable como conferencias, firmas de autógrafos y otras presentaciones ya programadas que seguirán firmes como estaban agendadas hasta hoy. Agradezco la comprensión de los promotores y el público con quienes tenía contratadas varias fechas de lucha libre no solo en México sino en Estados Unidos y que por obvias razones no podré cumplir.
Esta situación que estoy viviendo no es exclusiva de El Hijo del Santo, es la consecuencia del riesgo de mi profesión y, a pesar de que no estoy de acuerdo con ciertos castigos como lo es el “martinete”, estoy consciente que es parte de lo que estamos expuestos quienes practicamos este bello deporte.
En este momento de mi carrera profesional reconozco que estoy en un lugar privilegiado ya que cuento con la experiencia de 30 años de profesional y la madurez que solo los años pueden dar, también se que aún hay un largo camino por recorrer tanto en los encordados como en mi carrera como Licenciado en Comunicación, hay muchos retos que superar y muchos proyectos que concretar no solo sobre un ring, obviamente, siempre acompañado de mi querido público que me ha llevado a ocupar el lugar que ahora tengo y que es un lugar estelar.
Respecto a Dr. Wagner Jr. y L.A Park, se que muy próximamente tendré el tiempo para ajustar cuentas con ellos sobre un ring.

Atentamente, su amigo

El Hijo del Santo
El Enmascarado de Plata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s